lunes, 17 de noviembre de 2008

El impuntual

Acabo de percatarme de que aún no he hecho la descripción de una especie ampliamente distribuida en esta nación, que incluye a Cataluña (yo no soy excluyente, lo son algunos de los catalinos), el País Vasco, y bueno, qué coño, de España y punto.

El impuntual tiene su hábitat principal en su casa, o aliendo de ésta, en el preciso momento en que había quedado en estar en otro lugar. Incluso se han dado casos de individuos de El impuntual que se han detenido a dicha hora a hacer cualquier gilisandez (llámese buscar un cinturón de perlitas en El Corte Inglés), tardando más de media hora, antes de encaminarse al lugar de la cita, distante a más de media hora de camino. Y es que para El impuntual el tiempo es elástico cual queso de pizza del Sloppy Joe's.

El problema de El impuntual con su percepción temporal, es que no realiza acciones lineales, como haría una persona lógica. Me explico. Acción lineal: ducharse. Te duchas y te secas. El impuntual no, su secuencia se amplía enormemente: entra en el baño, se explota 15 espinillas, se echa crema para aliviar las rojeces de la carnicería autoinfligida, se tira un sonoro peo (sí, es pedo, pero es cursi) que hace rebotar la estructura del edificio, sale del baño hasta que se airee su obra, se da cuenta tras el aireamiento (nunca antes) de que olvidó la toalla y va a buscarla, tarda 15 minutos en regular la temperatura del agua y se ducha.

Y aún se extraña de que cuando dijo 'tardo 10 minutos' pase una hora.

Por otro lado, no conozco a ningún individuo de El impuntual que no posea una característica: son impacientes. Lo que quieren lo quieren ya, aunque eso mismo les lleve a ellos el triple de tiempo realizarlo de lo que exigen a los demás. Me remito a un ejemplo: me mandan a fregar los platos, y si tardo poco, por un lado me dicen que qué poco he tardado, pero por otro me dicen que tenía que haber tardado menos (y me lo dice quien tarda media hora en fregar 3 platos con cubiertos y una ensaladera).

Ai me explicó a qué se debe la relación causa-efecto del binomio impuntualidad-impaciencia. Llegan tarde para no tener que ser ellos quienes esperan. ¡Pues nos ha jodío!

  

2 comentarios:

El hereje dijo...

Al fin sé de qué especie ibérica soy. O, al menos, ya sé una.

Nimrod dijo...

Existe demasiada gente que debería predicar con el ejemplo en lo que a estructuración interna se refiere, el impuntual solo es uno mas de ellos xD